Las grúas hidráulicas pueden ser simples por su diseño pero pueden realizar tareas difíciles que de otra manera parecería imposible. En cuestión de minutos, estas máquinas son capaces de armar vigas en las carreteras,  levantar equipo pesado en fábricas e incluso levantar casas.

Un sistema hidráulico simple funciona cuando un pistón empuja hacia abajo en el aceite, el aceite transmite toda la fuerza original a un pistón, que es accionado hacia arriba. Es decir, cuando un pistón se empuja hacia abajo, otro pistón se empuja hacia arriba.  Una bomba hidráulica crea la presión que mueve los pistones y la presión en el sistema hidráulico es creada por uno de dos tipos de bombas hidráulicas: Bomba de desplazamiento variable  y Bomba de engranajes.

La  mayoría de las grúas  utilizan  bombas de engranajes que tienen un par de engranes para presionar el aceite hidráulico. Cuando la presión debe aumentar, el operador empuja el pedal del acelerador para accionar la bomba más rápido. En una bomba de engranajes, la única manera de obtener alta presión es hacer funcionar el motor a plena potencia.

Estos pistones se pueden ampliar o reducir, y cuando estos pistones están conectados a un sistema de palancas, los pistones se pueden utilizar para levantar pesas sorprendentemente pesados, como lo hacen las grúas hidráulicas.

Te dejamos con un video de una de nuestras grúas hidráulicas en acción

Cotiza tu próxima maniobra

Tu información fue enviada